Inspiración expiración

Breves momentos de inspiración y alguna noche de insomnio

martes, 8 de abril de 2014

Corto y cambio 18

El circo llegó al pueblo un año más, y bañó las calles de colorido y algarabía. Los niños con ropita de domingo formaban cola, y tiraban impacientes de la mano de sus padres. Me gustaba adivinar con qué número nuevo nos sorprenderían: un joven malabarista, una chica de bonitas piernas que cantaría mientras se mecía en el trapecio, un tragasable, una mujer barbuda o quizás algún payaso de mirada triste... De todos ellos, lo que más me gustaba era escuchar el acordeón que tocaba con maestría aquel viejo payaso de ropa ajada. Venía todos los años y siempre preguntaba los nombre de los niños y niñas que llenaban el circo. Yo llegaba presuroso para ocupar la primera fila, pero jamás me preguntó cómo me llamaba, sólo me miraba a los ojos y me sonreía mientras iba sacando notas a su acordeón, y la melodía me transportaba... Por una tarde soñaría y pensaría que la magia del circo nos haría mejores.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Corto y cambio 17

Hoy la luna es sonrisa. Tú apareces y desapareces en el cielo, quizás Alicia te espere en el campo de críquet, o quizás las estrellas no sean pupilas, ni la luna tu boca, ni esta noche sea la noche perfecta, pero la oscuridad no será más que un mal sueño y la luna acunará tu recuerdo, y quién sabe si tras la noche llegará la aurora soñada...

domingo, 2 de marzo de 2014

Corto y cambio 16

 El colchón aún caliente y las sábanas revueltas hablaban de una noche inquieta, como tantas otras, no conseguía acostumbrarse a la soledad. La colcha, indolente, colgaba por un extremo de la cama alfombrando el suelo. Bajo la ducha, limpiaba su mente e iban resbalando sus preocupaciones una a una; pero no era fácil, el desagüe se atoraba a ratos, y cuando cerraba el grifo, sus ojos no le obedecían y continuaban bañando de ausencia su rostro.

martes, 25 de febrero de 2014

Corto y cambio 15

 Eran pájaros de papel sus manos ya decrépitas, pero aún dibujaban sonrisas con globos de helio. Su cara pintada escondía los surcos de la vida y su nariz de payaso transformaba cada día su supervivencia en una ilusión.

Corto y cambio 14

 La música le traía la nostalgia de un tiempo remoto en su vida, un tiempo en que se mezclaban trazos de recuerdos, olores, sensaciones imprecisas que le enfrentaban con la certeza de haber vivido de manera atropellada como si se le escapara el tiempo de forma vertiginosa, cuando tenía todo el tiempo del mundo para soñar y proyectar un futuro. Hoy, con la madurez y serenidad que le reportaban los años vividos, había aprendido a saborear cada segundo, exprimirlo sin prisas, aun conociendo la finitud del tiempo. Ahora, que el tiempo cada vez pasaba más rápido, ahora era cuando pisaba el freno.

domingo, 23 de febrero de 2014

Corto y cambio 13

 El día que dejó de escribir, comenzó a morir parte de ella. Su mente le dictaba versos, pero su cuerpo no obedecía. Había sido una mujer luchadora, dinámica, madre ejemplar, con una juventud arrolladora. Sin embargo, ahora, el semáforo de la vida había teñido de rojo su tiempo. Había perdido su capacidad de comunicación. Movía los ojos, los abría y cerraba inventando un código secreto que sólo ella conocía. Y soñaba conque un día sus pensamientos volarían libres, como mariposas, para posarse en unas manos sedientas de poesía.

sábado, 22 de febrero de 2014

Corto y cambio 12

 Le gustaba parar el tiempo, como lo hace una fotografía muda, que congela el vuelo de un pájaro o el galope de un caballo. Fijaba la vista en el horizonte, donde parecía que nada ocurría. Entonces era cuando sus pensamientos cobraban vida.

lunes, 17 de febrero de 2014

Corto y cambio 11

 Necesitaba escribir, como las medium cuando entran en trance, con esa escritura automática, con fuerza, golpeando el papel, como hacían aquellas Olivettis, de carro ruidoso en la que aprendió mecanografía. Pero este otro teclado le había enseñado algo de mesura, menos ruido y menos prisa. Ahora los dedos danzaban, y era la seda de sus yemas las que le conectaban con el mundo exterior, a través de una ventana de quince centrímetros, donde cada día se asomaba buscando un mensaje que le acariciase el alma.

domingo, 16 de febrero de 2014

Corto y cambio 10

 Jamás pensó que el silencio y la indiferencia pudieran ser armas tan corrosivas, cuando no se dice nada... se dice todo. Ahora vivía en la indigencia, desposeído de una palabra de perdón.

sábado, 15 de febrero de 2014

Dile que hable

Dile que hable,
que raje el silencio
con un grito sordo
y emita el sonido preciso
que quiero escucharle,
que exhale un te-quiero
mentado al detalle,
que susurre al viento
cogido a mi talle,
díselo mi amiga
antes que me harte 
de tanto esperarle.

viernes, 14 de febrero de 2014

Cambio y corto 9

 Nadie supo su nombre, un buen día apareció de repente para llenar de vida aquel pueblo. A su paso, florecían los jardines y cantaban las fuentes, los niños sonreían y regalaban besos. Ella, danzarina, alborotaba a los amantes, susurrando palabras de amor.

Cuando llegó el verano, desapareció llevándose la vida.

viernes, 7 de febrero de 2014

Cambio y corto 8

 La lámpara, como una araña letal, dibujaba la sombra de su perfidia. Sabía que pronto se apagaría y, entonces, la oscuridad devoraría el recuerdo de la viuda negra.

Han estado por aquí...