Breves momentos de inspiración y alguna noche de insomnio

jueves, 9 de diciembre de 2010

Los bancos de la espera


Los bancos de la espera
que un albacea guarda
celosamente
y reune a la hermanadad,
encuentro de amigos.

Me acerco cada día
por ver si un banco
me aguarda
y unos amigos risueños,
dispuestos sin guión,
en conversación libre
a flor de sentimientos.

Con ellos viajo,
cada rincón, especial,
mostrado por otros
o por los mismos
para los otros.

Los bancos conocen
el corazón humano
saben de historias y de secretos,
de sueños y sentimientos.

Me gustan los que están
al sol del invierno,
me gustan los que miran
hacia fuera,
que hacia dentro
ya miramos nosotros,
los que rebosan vida,
los llenos de gente,
de enamorados,
los recien pintados
y los ajados...

Los bancos no tienen prisa
permanecen a la espera
de nuestra llegada,
en ese espacio íntimo
que nos acoge
como a un inmigrante de la vida
dispuesto a conversar
con el tiempo.

Dedicado a mi amigo Enric y a todos los que congrega
Publicar un comentario

Han estado por aquí...