Breves momentos de inspiración y alguna noche de insomnio

jueves, 23 de diciembre de 2010

Mirar al infinito

Mirar al infinito
queriendo absorver el universo
a través de una mirada
ávida de belleza,
que devora fragmentos de soles...
y bañarse de luz,
huntarse el alma
de resplandeciente sencillez.

Mirar al infinito
en un azul intenso
sobrevolando
el mar, el cielo,
en círculos concéntricos
como un videojuego,
ajeno a la realidad.

Mirar al infinito
y perderse
en una nebulosa,
confundida,
pasar de largo,
desapercibida,
esfumarse,
marchar
hacia
la
luz.
Publicar un comentario

Han estado por aquí...