Breves momentos de inspiración y alguna noche de insomnio

lunes, 27 de diciembre de 2010

Mañana iniciaré la rutina

Mañana iniciaré la rutina
en un día extraño,
de fiesta contenida;
quedará el árbol apagado,
los pastores a la espera,
que sus ovejas abreven
en un río de plata,
cuajado de nieve falsa.

La calle no será más calle,
ni menos, sólo la luz
la hará grande.
La gente no será más gente,
quizás sí, quizás no
expresará su deseo de ser feliz
y eso la hará grande.

Mañana sentiré
que nada ha cambiado:
seguimos deseando ser felices
y no apostamos por su proyecto,
seguimos deseando ser felices
y no andamos el camino.
Publicar un comentario

Han estado por aquí...