Breves momentos de inspiración y alguna noche de insomnio

jueves, 16 de septiembre de 2010

Tristeza

Un segundo inundado,
un cajón ordenado,
la mirada presa
y los sentimientos,
un lamento guardado,
un rincón habitado,
el aire que no cesa
en mi tormento.

La tristeza enturbia el alma,
le doy cabida sólo lo justo,
pero se filtra
como un líquido espeso
inundando un segundo,
el suficiente, el preciso,
eterno...

Hoy me he asomado a la vida
después de la siesta,
me estaba esperando la tristeza.
Publicar un comentario

Han estado por aquí...