Breves momentos de inspiración y alguna noche de insomnio

domingo, 2 de febrero de 2014

Corto y cambio 2

 Se sentó en el primer banco del paseo, no eligió otro, sino ese. Ese había sido su banco de juventud donde recibió el amor a través de aquella carta cargada de promesas. Hoy daba de comer a los pájaros, rememorando cada palabra que el tiempo no borró de su mente. El viento arremolinó las hojas y sus cabellos canos danzaron llenos de vida.
Publicar un comentario

Han estado por aquí...