Breves momentos de inspiración y alguna noche de insomnio

domingo, 2 de febrero de 2014

Corto y cambio 1

 Ayer subí al tejado. La noche clara me invitaba a adentrarme en el cielo, y éste se abría sin pudor ante mí. No obstante, con mucha educación, pulsé una estrella y esperé que alguien me invitase a entrar. Una niña descarada se coló delante de mí. Yo seguí sus pasos.
Publicar un comentario

Han estado por aquí...