Breves momentos de inspiración y alguna noche de insomnio

sábado, 26 de marzo de 2011

Otra vez viernes...

Viernes, otra vez viernes
preludio de un final
que inicia un nuevo ciclo
donde el siete es el rey
y el séptimo es dios
que se acomoda en su día
y reposa en un trono
bañado de conciencias
dormidas...

que el domingo es para descansar
y para alabar a un dios
que no entiende de viernes,
sólo de conciencias.

¿Por qué el viernes es tan corto?
- porque el preludio es breve
y termina antes de iniciarse...

que el trabajo duerme
en fin de semana
sobre una partitura inconclusa
y es la Clave de un espíritu
bien temperado.
Publicar un comentario

Han estado por aquí...