Breves momentos de inspiración y alguna noche de insomnio

jueves, 24 de marzo de 2011

Desconectar, huir, escapar...

Desconectar, huir, escapar...
teniendo la certeza
de que nada se derrumba
tras de ti,
que todo permanece
igual,
que ninguna ficha tumbó la siguiente,
y la siguiente a la siguiente...
dominó intacto,
alineación perfecta.

Escapar, sin mirar atrás,
encaminando los pasos
a través de un puente
que va más allá
de lo posible,
de lo soñado...
mientras refleja tu cara
el río que te observa
antes de ser mar.

Huir...
guardando los besos
en el bolsillo del ama.
Salir de todo...
de la piel que envuelve
y protege las emociones.

Desconectar...
apagar los motores
dejarse llevar por la marea
hacia un punto infinito,
que nunca se acaba,
donde se para el tiempo,
ese que nos falta,
ese que nos sobra.
Publicar un comentario

Han estado por aquí...