Breves momentos de inspiración y alguna noche de insomnio

domingo, 27 de febrero de 2011

Siempre

Decir siempre es tanto tiempo...
que no alcanza mi mente
averiguar la orilla del límite perfecto
y se me escapa el futuro
inalcanzable, en celos
con un presente clavado
en un adverbio de tiempo.

Siempre es demasiado,
condenado a ser proyecto
en todas las ocasiones,
en todo exacto momento.

Siempre abre un abismo insondable,
es un vacío en el cuerpo,
un vértigo de lo infinito
es un avaro elemento.

¿Por qué siempre
tiene vocación de ser eterno?
Publicar un comentario

Han estado por aquí...