Breves momentos de inspiración y alguna noche de insomnio

jueves, 3 de febrero de 2011

Qué sabe la madrugada

Qué sabe la madrugada
si me despierto en llanto
en suspiros de gozo,
en lamentos, en quebranto.

Qué sabe de versos
que no le pertenecen,
ni engendró en el tránsito
de la noche al día.

Qué sabe la madrugada
que se despereza
un día tras otro día
despertando a la ciudad,
llenando las calles,
primero tímidamente,
después sin pudor,
cargando el aire de olores
gasoil, café, jabón,
y el paladar de sabores,
rítmicos sones.

...Y los autobuses
comenzando su frenético ir.

Mientras, la madrugada
qué sabe de mí.
Publicar un comentario

Han estado por aquí...