Breves momentos de inspiración y alguna noche de insomnio

sábado, 11 de diciembre de 2010

Qué poco conocemos del otro

Qué poco conocemos del otro;
la imagen que nos refleja
el espejo de nuestra mente,
la que construimos
a golpe de encuentros,
de miradas, de palabras,
de instantes, de ráfagas,
de sensaciones, de escalofríos.

Y las palabras,
-que no siempre nos descubren
el pensamiento, oculto
hasta para nosostros mismos-,
espejan el sentimiento profundo
o se lanzan, huecas,
al mundo, como desahogo
de una carga insulsa,
lastre que nos condena
y socaba los paradigmas del ser..

Qué poco conocemos del otro;
desde nuestra individualidad
nos asomamos al conocimiento
ajeno, ajeno a nosotros,
vividos en otras vivencias,
en otros entornos,
con otros arquetipos,
intentando comprender
la naturaleza humana.
Publicar un comentario

Han estado por aquí...