Breves momentos de inspiración y alguna noche de insomnio

martes, 2 de noviembre de 2010

Qué injusta la vida

Qué injusta la vida
que nos regala
una estrella,
un pétalo encendido
un sueño dorado
fugaz
como insecto peregrino
en exhalación nocturna

y nos retira la gracia...

El dulce momento de haber vivido
nos deja el sabor efímero
de lo que fue
y pudo haber sido.
Publicar un comentario

Han estado por aquí...