Breves momentos de inspiración y alguna noche de insomnio

lunes, 18 de octubre de 2010

El corazón se ha parado

La ambulancia me lleva
en urgente traslado
hacia un destino
que sólo ella conoce.

Las sirenas
se confunden en la noche
con maullidos de gatos solitarios
que celan.

El corazón se ha parado
en el momento exacto
en que un recuerdo cruzaba
en rojo.

No ha habido testigos
sólo los gatos que celaban
en una noche siniestra,
sin luna.
Publicar un comentario

Han estado por aquí...