Breves momentos de inspiración y alguna noche de insomnio

jueves, 2 de septiembre de 2010

Abismo

Rondo el abismo
y temo caer
en picado
como una plomada,
una sonda
que midiera
la profundidad
de mi pena.
Acaricio el borde
a penas con los dedos,
el pozo resulta
insondable,
inútil,
desconocido
para muchos,
tan familiar
para mí.
Me llama
una voz
fantasmagórica
que canta
un triste aria
y me devuelve la mirada
en un eco
de ojos silenciosos.

Con qué poco
se puede
derrumbar un sueño
que costó
tanto construirlo.
Cruzaré el abismo,
lo presiento,
pero el puente es largo.
Publicar un comentario

Han estado por aquí...