Breves momentos de inspiración y alguna noche de insomnio

miércoles, 11 de agosto de 2010

Parece que fue ayer

Parece que fue ayer
que me cogías la mano
para compartir tus miedos;
y yo te vestía de nardo
y perfumaba tu pelo.

Tú jugabas con estrellas,
yo soñaba con los vientos,
tú me pedías la luna,
yo te contaba mil cuentos.

¡Qué saben los niños chicos
de desvelar los misterios!
que te curan con sonrisas
y enseñan el universo.

Miles de noches en vela
velaron todos tus sueños
de príncipes, de caballeros
que habitaban los desiertos.

Tú me llenaste mis días
y hoy me llené de recuerdos.
Publicar un comentario

Han estado por aquí...