Breves momentos de inspiración y alguna noche de insomnio

martes, 31 de agosto de 2010

Como un mosaico antiguo

Como un mosaico antiguo
de teselas valiosas
recompongo mi vida,
me cuesta.
Con la paciencia de un santo,
con la devoción de un pío,
con la precisión de un relojero.
A veces falla la conciencia
de haber vivido.
La vida se escurre
por los entresijos del tiempo.
Y al final nos queda
el mosaico inacabado,
como un puzzle perverso.
Publicar un comentario

Han estado por aquí...