Breves momentos de inspiración y alguna noche de insomnio

sábado, 17 de julio de 2010

Una taza de ilusión

Me he tomado una taza de ilusión
dulce, muy dulce,
con pasteles de inocencia
y una niña ha dibujado una diosa,
ha recreado el mismo Olimpo
y me lo ha entregado
con lazos de colores
y pegatinas de cariño.

Gracias Marta, me has hecho feliz.
Publicar un comentario

Han estado por aquí...