Breves momentos de inspiración y alguna noche de insomnio

miércoles, 5 de mayo de 2010

Desorden en la nimiedad

A poco que te miro
me arrancas una sonrisa
a poco me saben tus besos
a poco mi existencia
a poco el respirar
a poco que pienso
emborrono un papel
a poco me saben
los días de sol
a poco me saben
las noches de amor
a poco que me muevo
me marean las olas
y se inicia el vértigo diario
a poco que descanso
necesito más
a poco que vivo
me permito soñar
a poco que pienso
me asalta el desorden
las divagaciones
y el no parar
lo poco que hago
me resulta un mundo
me cuesta la vida
a poco que hago
y me cuesta más
a poco que hago
y me cuesta más
a poco...
qué poco encierra
la palabra "poco"...
Publicar un comentario

Han estado por aquí...