Breves momentos de inspiración y alguna noche de insomnio

domingo, 3 de enero de 2010

Dime si dormías

Dime si dormías
cuando vigilé tus sueños
dime si dormías
cuando deslicé mi mano
para acariciar tu pelo.

Dime si dormías
o estabas despierto
cuando mis húmedos labios
besaron tu pecho,
y un temblor desnudo
reveló tu miedo
de sueño imposible
de niño pequeño
de volar sin alas
hacia mi universo.
Publicar un comentario

Han estado por aquí...